Vacunas de ARNm: ¿Cómo funcionan?

El desarrollo de la vacuna contra la COVID-19 ha batido récords.

En menos de un año desde que esta empezó a investigarse se han obtenido resultados y una vacuna efectiva además de novedosa. Es lógico que, dadas estas circunstancias, a algunas personas les surjan dudas, incluso miedo o desconfianza. Este es un proceso que se conoce por ser lento y, sin embargo, en tan solo un año de pandemia, ¡se ha descubierto y aprobado la vacuna!

No obstante, estos miedos estan infundados. Pese a haber sido desarrollada y testada rápidamente, la vacuna ha pasado por el mismo proceso de prueba que otras vacunas. Habitualmente, los ensayos clínicos pueden retrasarse debido a la falta de financiación, la baja prevalencia de la enfermedad o falta de voluntarios. Como era de esperar, la COVID-19 no se ha encontrado con ninguno de estos problemas.

Pero esto a veces no es suficiente. La falta de comunicación de calidad y, a menudo, el sensacionalismo, han permitido que discursos antivacunas divulguen ideas como la de que «la vacuna de ARNm puede cambiar nuestro ADN«. ¿Es esto cierto?

Para responder a esta pregunta, nos basaremos en una infografía que publiqué en mi twitter e instagram.

¿Qué es el ARN?

comparación del ADN y el ARN con sus bases nucleicas. Elaboración propia

El ARN es un ácido nucleico similar al ADN presente en todo tipo de células. Para algunos virus, como el SARS-CoV-2, es su único material genético, allí donde guarda toda la información para su supervivencia.

En nuestras células, el ARN (ARNmensajero concretamente) es una molécula esencial que se encarga de transportar la información de nuestro ADN (que se encuentra en el núcleo) a los ribosomas (que se encuentran en el citoplasma). Los ribosomas se encargan entonces de generar todo tipo de proteínas fundamentales para el funcionamiento celular a partir de esa molécula de ARN.

Dónde se encuentran el ADN y los Ribosomas, y el proceso esquemático de la formación de proteínas. Elaboracion propia

La vacuna contra la Covid-19posee la novedad de utilizar este tipo de molécula para inmunizarnos contra el virus. Veamos cómo:

¿Cómo se hace la vacuna?

Esquema de la creación de la vacuna contra la COVID-19. Elaboración propia

El SARS-CoV-2 es un virus que posee una cubierta repleta de proteínas, entre las cuales se encuentran las proteínas S, Spike o sencillamente, espículas virales. Son estas espículas las que despiertan nuestro sistema inmune en caso de infección.

Los investigadores identificaron y seleccionaron el fragmento de ARN del virus que contiene las «instrucciones» para generar las espículas. A continuación, este fragmento se protege dentro de una cápsula de lípidos para que la información pueda entrar en nuestras células. Estas cápsulas son lo que componen finalmente la vacuna.

¿cómo se hacen otras vacunas? Elaboración propia

Para ponerlo en perspectiva podemos compararla a otras vacunas, como contra el sarampión o la poliomielitis, por ejemplo. En estas, a diferencia de la que comentamos, se inocula una versión atenuada (debilitada o inactivada) del virus para activar nuestra respuesta inmune.

Los investigadores identificaron y seleccionaron el fragmento de ARN del virus que contiene las «instrucciones» para generar las espículas


¿Cómo funciona la vacuna?

Una vez inoculada la vacuna, las cápuslas que contienen el ARNm del virus penetran en el citoplasma de nuestras células. Es allí donde nuestros ribosomas leen las «instrucciones» que trae el ARNm y «construyen» las proteínas espícula del virus.

El ARNm entonces se degrada, mientras que las espículas se situan en la superfície de la célula, donde nuestro sistema inmune las reconocerá y se activará. Generará linfocitos T y anticuerpos específicos para estas proteínas.

En caso de infección, estos anticuerpos reconocerán al virus inmediatamente y evitarán que enfermemos.

Ilustración sobre el funcionamiento de la vacuna tras su inoculación. Elaboracion propia

Efectividad y seguridad

Por lo tanto, la vacuna contra la COVID-19 basada en el uso de ARNm no puede modificar nuestro ADN. Sencillamente, este ARNm ni siquiera se acerca a nuestro material genético, ya que este se encuentra en el núcleo, mientras que el ARNm del virus cumple su función íntegramente en el citoplasma.

La vacuna no puede enfermarnos de COVID-19

En caso de haber pasado la enfermedad sí deberemos vacunarnos igualmente, debido a los riesgos a la salud asociados a la COVID-19 y a la posibilidad de re-infección.

Para máxima efectividad, se deberá inocular una segunda dosis 3-4 semanas después de la primera. Nuestro cuerpo puede tardar entonces hasta un par de semanas en inmunizarnos frente al virus. No es un proceso inmediato.

Como con todos los medicamentos, existen posibles efectos secundarios o reacciones alérgicas, aunque estas se hayan probado poco habituales. Los efectos adversos más comunes son similares a los síntomas de una gripe común (dolor de cabeza, fiebre, cansancio, escalofríos) y dolor en la zona de la inyección.


Si tienes dudas sobre la vacuna, sus efectos adversos o su desarrollo, no dudes en informarte en plataformas oficiales.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s